Las Hortensias

Flores de Cadavedo (I)

Es la flor de Cadavedo por excelencia, las hay por todas partes, de todos los colores, aunque predominan las blancas. Su nombre técnico es Hydrangea y dicen que procede de Asia, aunque se desconoce quien trajo las primeras hortensias a Cadavedo. Es una planta que necesita mucha agua, pero no charco, buen drenaje y clima moderado, ni mucho frio ni mucho calor, es decir, que Asturias es su habitat perfecto. Todo el mundo las cuida con mimo y a cada persona que le preguntes cómo las tiene tan bonitas, te contará un método distinto: unos las podan en octubre, otros en enero, unos dicen que se dan mejor en semi sombra, otros que no tanto. Pero todo el mundo intenta que estén grandes y bonitas para el verano, que es cuando más gente viene a vernos. En todo caso, las flores salen entre mayo y octubre y, según dicen los expertos, esto depende de si las podas más hacia octubre o más hacia enero.

Parece ser que, en función de la acidez del suelo, la Hydrangea adopta un color u otro. Los más habituales son blanco, azul y rosa, aunque se pueden forzar colores intermedios de hortensia añadiendo algunos elementos al terreno o incluso flores variadas o mezcladas.

El azul se consigue en terrenos más ácidos, por lo que se añade sulfato potásico, sulfato amónico o nitrato amónico. En suelos más alcalinos, que son los más habituales en nuestra zona, las flores salen blancas; y en suelos con un pH intermedio (alrededor de 6) es cuando salen colores más rosados.

Si quieres llevar una hortensia como recuerdo de tu viaje a Asturias, se reproducen muy fácil, una sola caña basta para plantarla en una maceta que tienes que regar muy bien, recuerda, sin encharcar... y tendrás un trocito vivo de Cadavedo en tu balcón.

Fotos de Paloma F. Garrido, gran fotógrafa local.

 

La Fiesta de La Regalina

 

Cada último domingo de agosto (este año 2019 será el 25 de agosto), Cadavedo celebra su fiesta mayor, La Regalina. Este es uno de los eventos culturales más importantes de Asturias, ya que la actividad principal del día es un festival de folklore que se celebra desde 1931. A La Regalina vienen grupos de coros y danzas de toda la provincia, vestidos con sus trajes típicos y bandas de gaitas.

El evento tiene varias partes, pero una de las más bellas es el desfile. Sale a las 11 a.m. del barrio de Rapa, y participan más de 1.000 personas vestidas con trajes regionales, grupos de bailes y gaiteros. Entre ellos, carros del país adornados con guirnaldas de hortensias y laureles. La población local generalmente se viste ese día con el traje regional. Otro elemento esencial del desfile son los ramos de alfiladas, bollos tradicionales de Cadavedo que se ofrecen a la Virgen de La Regalina. Es un espectáculo musical y colorido que vale la pena ver.

El desfile termina en la ermita de La Regalina, al borde del mar, donde se recita el pregón, escrito en falietsa, lengua local, que en la actualidad no se usa habitualmente, pero sí en literatura, especialmente en poesía.

Después de la proclamación, está la misa, la procesión y el baile tradicional de la Danza Prima, ejecutado por un centenar de personas de la ciudad. Finalmente, está la exhibición de bailes regionales en un entorno mágico junto al mar, que da lugar a uno de los eventos más bellos que se pueden ver durante todo el año en Asturias.