En esta página encontrarás planes sencillos pero que son los mejores. Intentamos que la mayoría sean buenos para hacer con niños. Si has hecho alguno que merezca la pena y quieres compartirlo con nosotros, te agradecemos mucho que nos lo envíes a reservas@reservadeloscampos.com y, con tu permiso, lo publicaremos. 

Los Charquinos

 

En la playa de Cadavedo, en la parte izquierda, cuando baja la marea, entre las rocas, quedan unos pequeños pozos inundados que en Cadavedo conocemos como Los Charquinos o Los Pocinos, que son la delicia de los niños pequeños. Allí pueden hacer sus construcciones de arena, ríos y dar rienda suelta a sus proyectos con cubo, pala y rastrillo o simplemente chapotear en un agua algunos grados más caliente que la de mar abierto.

Los no tan pequeños pueden investigar los pozos que la marea deja entre las rocas para ver peces pequeños, coger chámparas (lapas) o hacer alguna pesca con una red.

Un paseo por el bosque hasta la Torre de Villademoros

 

Parece mentira que en el medio de Cadavedo haya un bosque, pues lo hay. Entre Cadavedo y Villademoros. Te adentras por un camino entre árboles que baja a un pequeño riachuelo, que una vez cruzado vuelve a subir y termina en la Torre de Villademoros, de origen romano y convertida hoy en un bonito hotel boutique.

Es un sendero muy fácil para niños, pero no apto para ir con carrito, pues el camino, aunque está cuidado, no está pavimentado, es puro campo.

Yoga en la playa


Gratis sólo para nuestros huéspedes, tres días a la semana (lunes, miércoles y viernes) durante el verano, ofrecemos sesiones de Ashtanga Yoga en la playa.

Esta modalidad tiene la finalidad de aquietar la mente a través de distintas posturas acompasadas con una determinada respiración y concentración mental, todo ello en el maravilloso entorno de la playa de Cadavedo.

Ir a ver la puesta de sol a La Regalina

 

Este lugar mágico es de las cosas que más sorprende de Cadavedo, un promontorio natural sobre el mar, acantilados con historia, una ermita, dos hórreos y la infinidad del mar.

En verano el sol se pone por el mar y da lugar a momentos realmente bellos, tanto para fotografiar como sólo para sentir, ver y estar allí en buena compañía.

Comer en el chiringuito de la Playa

 

Es un lugar muy sencillo, pero ubicado en un ángulo donde todo lo que se ve es bonito, la costa, los acantilados, el ruido y la brisa salada del mar...

Buena comida a buen precio, puedes desde tomar algo ligero como una ensalada o un pescado, hasta uno de sus famosos y enormes cachopos.

Un paseo en barco


La empresa Calypso, de Luarca, ofrece ese servicio.

Hay varios planes, que van desde visitar algunas de las calas de la zona, siempre por el lado del mar, salidas de pesca o planes a medida para familias, parejas o incluso personas interesadas en la pesca del bonito.

Web de Calypso Luarca